3 sencillas maneras para cobrar más por tus servicios

Hace unos años tomé la mejor decisión de mi vida profesional: cobrar más por mis servicios.

El dinero no es lo más importante, ¡pero sí que sirve para muchas cosas!

Al inicio, tenía miedo de que negaran mis propuestas. ¡Pero vaya suerte la mía! Hoy día me aceptan muchas a pesar de que solicito 2, 3 y hasta 4 veces lo que solía cobrar. Gano un poco más y trabajo mucho menos.

Eso no es difícil de lograr. Sigue leyendo para que aprendas cómo.

Nota: Es importante destacar que todo lo que diré a continuación sirve para aumentar la probabilidad de que tus clientes y tu lleguen a un acuerdo con más facilidad. El comportamiento humano es complejo y, por tanto, no existe una fórmula mágica que se aplique para todos los casos.

1. Pide un poco más de lo que quieres ganar

Lo que presentamos primero cambia la manera en la que una persona experimenta la siguiente cosa que le presentemos. En español esto significa que todo lo que digas primero, afectará el resultado de la negociación.

Los vendedores de zapatos saben. Por esta razón es que te dicen, “El precio de estos zapatos es 1,500, pero, te los dejaré a 1,000 porque me caes bien”.

Así que si quieres ganar 100,000, pide 120,000. Y si te piden un descuento, hazles el descuento. Lo harás con mucho gusto.

2. Cobra más y sin «peros»

Muchos profesionales acompañan sus propuesta con la siguiente frase, “déjeme saber si el precio le parece bien. Podemos negociarlo en cualquier momento”.

Eso es un error. Es un falso sentimiento de humildad. No hagas esto. Nunca jamás. Entrega la propuesta y ya.

Si el cliente te pide un descuento, dáselo. Pero hazlo únicamente si te llevaste del tip #1.

3. No bajes el precio. Ofrece cosas gratis.

Si el cliente pide un descuento mayor al que habías contemplado, tómalo con calma y haz lo siguiente: ofrécele algo gratis y no bajes el precio.

Imagina la siguiente conversación con un cliente:

Cliente: Ya sé que son 80,000, pero solo puedo pagarte 70,000.
José: Gracias Cliente por su sinceridad. Me encantaría trabajar con usted en este proyecto. Así que le propongo lo siguiente. Además de lo que le ofrecí, incluiré «X» cosa. Creo que de esta manera podemos permanecer felices y el proyecto saldrá mucho mejor. ¿Estamos de acuerdo?
Cliente: Me parece bien. Gracias, José.

Para casos como estos, siempre es bueno tener un az bajo la manga. Por tanto, antes de reunirte con el cliente, ten en mente lo que estás dispuesto a “regalar”.

4. Tip adicional: creatividad

Antes de revelarle el precio al cliente, utiliza el tip no.1 de manera creativa. Observa la siguiente conversación.

Cliente: Me gustó mucho lo que vi. Pero todavía no me ha dicho cuánto cuesta.
José: Como podrá ver, NO le voy a cobrar 300,000 por este servicio.
Cliente: qué suerte la mía. Entonces, ¿cúanto es?
José: La inversión sería de 100,000. ¿Cuánto le interesaría comenzar?

Recuerda que todo lo que dices primero, influye en la manera en la que responderá el cliente. Practica sin miedo y trabaja como un campeón.

Piensa en otras maneras en las que puedes utilizar estos tips y comparte en los comentario.

José Rosado

José Rosado

I’m a Graphic Designer and Web Developer. I live in the city of Santo Domingo, Dominican Republic.

Affiliate Disclaimer: If you click on one of the links to tools, resources and products mentioned in the article and purchase via my link, it’s likely I’ll receive some sort of affiliate commission at no extra cost to you.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

2 Comments

  1. Admiro la concisión y convicción de tus argumentos.


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *